A cinco años de su muerte, recordamos a Robin Williams y su lucha contra la depresión

La muerte del actor fue declarada oficialmente como suicidio, a causa de “asfixia por ahorcamiento”.  Este anuncio se hizo luego haber realizado exámenes toxicológicos al cadáver

Los servicios de emergencia en California recibieron en la mañana del 11 de agosto de 2014 una llamada para acudir a una residencia en la localidad de Tiburón, cercana a San Francisco.

Al entrar al lugar Robin Williams, de 63 años de edad, fue hallado muerto. Las autoridades señalaron que se trató de un suicidio. 

El departamento forense de la oficina del alguacil del condado de Marin, donde Williams tenía su casa, indicó que la causa preliminar de la muerte era “asfixia por ahorcamiento”.

El teniente Keith Boyd, portavoz de oficina del sheriff del Condado de Marín, indicó que encontraron a Williams vestido, en posición sentado pero levemente suspendido, con un cinturón alrededor del cuello fijado entre la puerta y el marco de la misma.

Ese mismo día la esposa de Williams, Susan Schneider, publicó un breve comunicado en el que pidió que se respete la privacidad de la familia del actor. 

“Esta mañana perdí a mi esposo y a mi mejor amigo, al tiempo que el mundo perdió a uno de sus artistas más queridos y a un ser humano maravilloso”, dijo Schneider en la nota.

14 Agosto de 2014

Williams, ganador de un Oscar por la pelicula El indomable Will Hunting (1997), había sido diagnosticado con la enfermedad de Parkinson y padecía una depresión severa, aseguró su esposa tres días después de su muerte. 

Él fue un valiente y luchó sus batallas contra la depresión, la ansiedad, así como contra las primeras fases de la enfermedad de Parkinson“, dijo Schneider. 

7 de noviembre de 2014

Fue declarada oficialmente la muerte del actor como suicidio a causa de “asfixia por ahorcamiento”.  Este anuncio se hizo luego haber realizado exámenes toxicológicos al cadáver, los cuales mostraron la ausencia de alcohol o drogas ilícitas.

2 de octubre de 2016

Susan Schneider publicó en la revista médica Neurology una carta titulada El terrorista dentro del cerebro de mi marido, en la que explica el infierno particular que padeció Williams por la enfermedad, demencia con cuerpos de Lewy, cuyos síntomas son similares a los del Alzheimer y el Parkinson. 

“El fue diagnosticado con Parkinson (PD). Nos dio esperanza. Pero de alguna manera sabía que Robin no se lo creía. Durante este tiempo, estaba limpio y sobrio, y de alguna manera, nos dio unos meses de verano llenos de felicidad y las cosas simples que amaba: las comidas y celebraciones de cumpleaños con la familia y amigos, tiempo para meditar juntos, masajes, películas y, lo mejor de todo, el simple hecho de agarrarnos de la mano”, dijo la esposa del comediante.