La rápida propagación de ómicron provocará “un gran número de hospitalizaciones” de enfermos de COVID-19, aunque sea una variante ligeramente menos peligrosa que su predecesora, advirtió este martes la rama europea de la Organización Mundial de la Salud

“Un rápido aumento de ómicron, como el que observamos en varios países –aunque se combine con una enfermedad ligeramente menos grave– provocará un gran número de hospitalizaciones, sobre todo entre los no vacunados”, declaró a la AFP Catherine Smallwood, una de las principales responsables de OMS Europa.

Ante la incertidumbre sobre la nueva variante, los países dudan entre fuertes restricciones y una estrategia más flexible debido a los signos de menor gravedad de ómicron.

“Es demasiado pronto para decir si la ola de ómicron será más o menos grave que la de delta”, destacó Smallwood.

Información de El Financiero