En 2005, las orcas fueron declaradas especies en peligro de extinción

El grupo People for Ethical Treatment of Animals (PETA) solicitó este martes 26 de mayo a la Fiscalía estatal de Miami-Dade (EEUU) presentar cargos de “crueldad animal” contra el Seaquarium de Miami por el cautiverio de la orca Lolita durante casi medio siglo.

“Estamos pidiendo a los funcionarios estatales que acusen al Miami Seaquarium por su crueldad con este animal altamente inteligente con la esperanza de sacarla de allí”, dijo Ingrid Newkirk, presidenta de la organización.

PETA afirmó en un documento enviado a la fiscal, que el cetáceo presenta “un comportamiento repetitivo y anormal, el cual según los expertos en mamíferos marinos, indica un trauma psicológico severo”.

Los activistas abogan porque Lolita pueda reunirse con los antiguos miembros de su manada, los cuales aún habitan en aguas de las islas San Juan, en el estado de Washington.