La Federación Internacional de Diabetes desde 1991 estableció que todos los 14 de noviembre, día del natalicio de Sir Frederick Banting, quien descubriera la insulina junto con Charles Best en 1922, se celebrara el Día Mundial de la Diabetes

La OMS define a la diabetes “como la enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”. Según datos de esta misma organización, 422 millones de adultos en todo el mundo tenían diabetes en 2014, frente a los poco más de 108 millones de 1980, es por ello que cada mes de noviembre se busca promover la conciencia en todo el mundo para prevenir la diabetes o en su defecto cómo las personas pueden vivir de forma normal mientras la controlan.

Una mala alimentación; llena de excesos y vicios trae consigo sobrepeso y hasta sedentarismo que a la larga sin darnos cuentas nos hacen propensos a sufrir de algunos padecimientos como diabetes o la misma hipertensión arterial y/o afectaciones en sistema cardiovascular.

Como consecuencia de una diabetes no controlada, sucede la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), y con el aumento de la glucemia crece el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares debido al daño endotelial que ocasiona, por lo que en algunos casos es recomendable, según sea la indicación de su médico el uso de antihipertensivos en aquellas personas que desarrollen hipertensión arterial en consecuencia. “Cuando el paciente diabético no está bien controlado se producen daños en varios órganos entre ellos el riñón, y este daño renal podría producir aumento de la presión arterial, desarrollando entonces HTA”, explica la Dra. Susana Gómez, médico internista de Laboratorios Farma, sobre la relación existente entre la diabetes y la hipertensión arterial.

La diabetes se asocia con un elevado riesgo de enfermedad cardiovascular y es la principal causa de insuficiencia renal terminal, ceguera y amputación no traumática.

Anteriormente, en pacientes diabéticos era limitado el uso de medicamentos antihipertensivos como los Betabloqueantes, pero hoy en día estas moléculas han demostrado mayores beneficios metabólicos, sobre todo en aquellos que requieran tratamientos adicionales a la HTA, como la insuficiencia cardíaca o la cardiopatía isquémica. “Muchos antihipertensivos benefician la función renal de los pacientes diabéticos, por lo cual en ciertas ocasiones se indican con la finalidad de proteger el riñón en estos pacientes y no como medicamentos para el control de la tensión”, comenta la Dra. Susana sobre el uso de antihipertensivos como protector del riñón en pacientes diabéticos.  Bajo esta premisa, es importante recordar que la elección de los fármacos antihipertensivos, además de proteger la función renal, también se eligen basados en su capacidad para reducir la mortalidad y así también prevenir eventos cardiovasculares como el infarto de miocardio, accidente cerebrovascular [ACV] o la insuficiencia cardíaca.

Para este mes de noviembre, el Día Mundial de la Diabetes tiene su lema que es: “La enfermera y la diabetes”, haciendo alusión a la importancia de las enfermeras en la recuperación de los pacientes con diabetes, y también reconociendo el trabajo hecho por las mismas durante este año de pandemia.

Laboratorios Farma se suma a esta campaña para seguir creando conciencia en la prevención o control de la diabetes. Tener una vida saludable y con buenos hábitos de alimentación y ejercicios nos permitirá sufrir de alteraciones en nuestra salud.