Rescue Riders capacitará a los ciudadanos acerca del manejo de serpientes este #18Dic

Zurima Vásquez | Video: Miguel "Cuchi" Romero | Edición: David Garrido | Foto: Rafael Briceño

Las serpientes ayudan a controlar la plaga, además su veneno es empleado para elaborar importantes fármacos.

Ricardo Perafan, director de Rescue Riders, expresó que el equipo de paramédicos de esta organización centra su trabajo en pro de crear una cultura preventiva para evitar accidentes.

La atención primaria es lo primero que se brinda a los ciudadanos afectados por cualquier accidente que hayan sufrido. En este sentido, Perafan instó a las personas a mantener la calma en cualquier eventualidad que se presente.

Señaló Perafan que, los casos más comunes son la aparición de serpientes y alacranes en algunas zonas residenciales.

Asimismo, Johany Cohen, paramédico, indicó que “hay que erradicar mitos, los animales no atacan solo se defienden si se sienten atacados, destacó”.

Por su parte, Yham Perdomo, especialista en atención y manejo de accidentes con especies venenosas, indicó que es importante conocer cuáles son las serpientes que contienen veneno, ya que, muchas ayudan a controlar las plagas, porque son devoradoras de roedores.

Perdomo subrayó que “los reptiles no son malos pero no son mascotas en nuestro país”.

Como tips, indicó que si alguna persona consigue una serpiente en casa puede simplemente arrimarla a algún lugar seguro empleando como utensilio un aragán, un objeto que se encuentra en casi todos los hogares.

Como parte de la tarea de estos profesionales, Rescue Riders invita a los ciudadanos a participar en el curso de reconocimiento y manejo de serpientes, este miércoles 18 de diciembre en el Centro Comercial Sambil de Caracas, a partir de las 8 de la mañana.

Este equipo de paramédicos también colabora en labores sociales, atiende a llamados cuando hay algún animal silvestre en peligro, por ejemplo, han rescatado a perezosos, murciélagos, rabipelados, monos y otras especies que no deben ser manipuladas por los ciudadanos que no tengan el conocimiento necesario para hacerlo, ya que, pudiesen lastimar al animal y a ellos mismos.