Es común que los perros tengan ataques de hipo, pero es más común en los cachorros

El hipo en los perro cachorros se debe a que sus cuerpos y órganos internos están creciendo bastante rápido y este tipo de movimientos puede causar exceso de gases en el organismo lo produzcan.

Las causas más comunes de la presencia del hipo en los perros son:

1.- Comer o tomar agua muy rápido, esto produce que la velocidad con la que ingiere líquido o sólido permita la aspiración excesiva de aire lo que produce hipo en el perro cuando el cuerpo intenta extraer el exceso de aire.

2.- Tener mucho frío, particularmente sucede con cachorros de talla miniatura como los chihuahua. Se produce el movimiento involuntario del diafragma como modo de generar energía para luchar contra el frío.

3.- Nervios, estrés, fatiga, estas alteraciones emocionales pueden también causar hipo lo que se produce por un cambio en el patrón respiratorio.

4.- Problemas estomacales asociados al rechazo del organismo de ciertos alimentos o líquidos. Esto puede solucionarse haciendo un cambio en el tipo de alimentación que se le suministra al perro.

Foto: Referencial

Aunque la mayoría de los episodios de hipo duran pocos minutos, hay quienes sienten que deben hacer algo para controlarlo, y aquí algunos consejos que pueden ayudar:

1.- Tratar de distraer a animal con algún juego o actividad de su interés, esto ayudará a que el cachorro no se estrese de más con la presencia del molesto hipo y que se distraiga mientras pasa el tiempo para que este se vaya solo.

2.- Darle algo de comer como un galleta. Esta acción hará que el patrón de respiración del perro cambie y por ende puede que sea de gran ayuda para detener el proceso del hipo.

3.- La idea es cambiar sus patrones de respiración para ayudar a detener el hipo así que se puede hacer alguna actividad como correr o jugar.