Diego Garza es un músico mexicano que reside en Perú desde hace más de un año

El joven mexicano, Diego Garza quedó varado en Perú por más de 20 días junto con su perro después de que la aerolínea que organizó un vuelo de repatriación no lo dejó abordar con la mascota.

El 2 de octubre, la embajada de México en Perú publicó un aviso sobre un vuelo especial para regresar al país. Garza realizó todos los trámites necesarios para que tanto él, como su perro Navy, pudieran tomar el vuelo.

Navy es un perro de apoyo para Garza, quien desde los 2 años de edad sufre trastorno obsesivo compulsivo y depresión. El can está certificado para poder ayudarlo y acompañarlo en todo momento.

“Les dije que viajaba con mi perro, con equipaje, incluso les di el peso de Navy, les di el tamaño de su transportadora y las palabras textuales fueron que como era un vuelo de repatriación, pues que, si ellos querían transportar un caballo podían hacerlo”, explicó Garza durante una entrevista virtual con “Milenio“.

Desafortunadamente, la realidad fue otra y al llegar el día del viaje, el 7 de octubre, la aerolínea pesó a Navy junto con su transportadora. Al comprobar el total de 54 kg, le dijeron enseguida que excedía el peso para viajar en cabina, y que tenía que ir al área de cargo. Sin embargo, como era un vuelo charter no tenían esta opción en funcionamiento.

Sin otra alternativa, Garza y Navy quedaron varados en Perú tras dejar atrás su departamento y todas sus cosas, con la seguridad de que viajarían de regreso a México. Ante la situación, tuvieron que alojarse en un hostal proporcionado por la embajada.

El joven compartió un tuit pidiendo a las autoridades pertinentes que lo apoyaran:

Tras 18 días esperando respuesta para poder viajar con el perro, Garza empleó las redes sociales y los medios de comunicación, para informar sobre su caso.

Con respecto a Navy, cuando le preguntaron cómo se encontraba, respondió que él estaba muy bien, agregando: “Es más fácil que me quede sin comer yo, que mi perro”.

Tras hacerse escuchar en distintos medios, 21 días después, Garza compartió en redes sociales que ya tenía un vuelo para volver a su país. Aunque no había recibido ningún reembolso de su vuelo, que tuvo un costo de 1340 dólares (aproximadamente 27.000 pesos mexicanos), la noticia de volver por fin a casa lo alegró completamente.

“La buena: ¡ya tenemos vuelo con Aeromexico para el 4 de Nov! La mala: tengo que pagar $12.350 de equipaje […] la agencia de viajes inicial aún no me regresa el dinero, sin contar los gastos que tuve por quedarme varado SIN SER MI CULPA, ¡pero lo más importante: nos vamos juntos!”, escribió en Twitter y en Facebook.