Un análisis de las secuencias genéticas virales de los canes reveló que eran idénticas a las de las personas infectadas

Los primeros dos perros contagiados con coronavirus contrajeron la infección de sus dueños, así lo señalaron los investigadores que estudiaron a los animales y a los miembros de los hogares infectados en Hong Kong.

Los investigadores sospecharon que la infección había pasado de los dueños a los perros, y el vínculo genómico directo lo respaldó firmemente, indicó Malik Peiris, virólogo de la Universidad de Hong Kong, quien dirigió el estudio.

Imagen referencial

“El estudio no mostró evidencia de que los perros puedan transmitir la infección a otros perros o personas, pero es imposible estar seguro en qué dirección viajó el virus por lo que debemos mantenernos con la mente abierta”, resaltó Peiris.

Aunque el análisis confirmó que las personas con la COVID-19 pueden infectar a los perros, la probabilidad de que esto ocurra es baja, aseguró Arjan Stegeman, epidemiólogo veterinario de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos. En el estudio, solo 2 de los 15 perros que vivían con personas infectadas contrajeron la enfermedad.