La antigua familia de la perrita deseaba que encontrara alguien que se quedara con ella

Payden Trujillo, una mujer estadounidense relató que iba conduciendo por una carretera cubierta de nieve en Utah (Estados Unidos), y por poco atropella a una perrita, pero por fortuna logró esquivarla. La alimentó con bocadillos y la subió a su auto.

Trujillo decidi√≥ llevarla a casa de su padre mientras encontraba a sus due√Īos, sin embargo, al revisar si la perrita portaba alg√ļn tipo de identificaci√≥n, descubrieron que en su placa dec√≠a: “Mi nombre es Lilly, si me encontraste, qu√©date conmigo por favor. Mi familia no puede y necesito amor”.

Por supuesto Trujillo , se hizo cargo de esta peque√Īa y la acogi√≥ en su hogar.