La investigación  se basa en un cuestionario completado por 130 propietarios de 223 gatos. Los participantes tenían que mencionar los cambios de comportamiento o de estado emocional de sus mascotas en su ausencia

Una investigación encabezada por Daiana de Souza Machado, de la Universidad Federal de Juiz de Fora (Brasil), sostiene que el fenómeno de la ansiedad en los gatos al ser separados de sus dueños no ha sido estudiado suficientemente, en comparación con los mismos problemas observados en perros.

El trabajo, publicado en la revista PLOS ONE, concluye que los felinos también sufren en ausencia de sus dueños, a pesar de la opinión común de que son capaces de pasar mucho tiempo solos sin problemas.

De los 130 dueños de gatos encuestados, resultó que unos 30 gatos (13,45% de los animales observados), presentaron por lo menos un síntoma relacionado con la ansiedad por separación. Las señales más frecuentes incluían comportamiento destructivo, vocalización excesiva, micción en lugares inapropiados, apatía, agresividad y agitación.

Los domicilios con una mascota y en los que no había juguetes reportaron un mayor nivel de señales de ansiedad. Asimismo, el problema fue asociado con la cantidad de mujeres residentes en el hogar: los síntomas de los gatos variaban de acuerdo a una mayor o menor presencia femenina.