Se dijo que la familia había olvidado a la mascota de 7 años, apodada Dou Dou, cuando se detuvieron en la autopista para tomar un descanso

En China, un perro caminó 37 millas en 26 días para regresar a su casa, luego de que sus dueños lo dejaran olvidado en una estación de servicio, por accidente.

Después de trotar a través del tráfico bullicioso y las carreteras concurridas durante casi un mes, el animal exhausto estaba demacrado y cubierto de tierra cuando finalmente regresó a casa, informó un periódico estatal.

Una imagen publicada por el periódico local muestra a Dou Dou jugando afuera antes de que desapareciera.

Según el Qianjiang Evening News, el mes pasado, Qiu y su familia, de la ciudad oriental china de Hangzhou, viajaron en automóvil al campo para visitar a sus familiares.

Llevaron al perro de la familia, Dou Dou, que había estado viviendo con ellos durante siete años. Durante el largo viaje, la familia se detuvo para un descanso en la estación de servicio Tong Lu, que se encuentra a unos 60 kilómetros (37 millas) de su casa.

Qiu dijo a los periodistas que asumieron que Dou Dou se había quedado dentro del vehículo mientras la familia estaba ocupada cuidando a su hijo pequeño.

Al parecer, los propietarios no se dieron cuenta de la desaparición de la mascota hasta que llegaron al destino varias horas después.

Al día siguiente, la familia regresó a la estación de servicio y pasó casi dos horas buscando a Dou Dou. Después de eso, Qiu y su esposa también regresaron a las instalaciones varias veces con la esperanza de encontrar a su mascota, pero todo fue en vano.

La familia había perdido la esperanza, “nosotros esperábamos que sobreviviera y encontrara una persona de buen corazón que lo adoptara”, dijo Qiu al Qianjiang Evening News.

Casi un mes después de la desaparición de Dou Dou, la familia de repente vio a ‘un perro callejero sucio y demacrado’ apareciendo en su puerta. Se sorprendieron al descubrir que el canino escuálido era, de hecho, su mascota perdida.

La familia le die a su mascota algo de comida y un baño caliente después de su arduo viaje de regreso a casa.

“Afortunadamente, no tuvo ninguna herida”, agregó el dueño de la mascota.