Las tendencias astrales de julio 2019 están sustanciadas con tres grandes protagonistas: el eclipse total de sol en Cáncer, el segundo viaje de Mercurio retrogrado y el eclipse parcial de Luna en Capricornio

Este 16 de julio es el eclipse parcial de luna que se dará a los 24 grados en el signo de Capricornio. Será muy poderoso e implicará mucha confrontación debido a una estrecha conjunción entre la Luna y Plutón, que puede ampliar la intensidad de este evento y los resultados de nuestras decisiones y acciones. 

Comenzará a darse a las 2:44 de la tarde y terminará a las 8:18 de la noche. Podrá observarse desde Caracas y en toda Venezuela.

Las reacciones emocionales provocadas por los eclipses lunares son intensas, compulsivas y generan luchas de poder que pueden dar lugar a una crisis. Podemos intentar aferrarnos al pasado pero en definitiva esto sería querer vivir el eclipse desde el apego, desde el dolor y la lección puede ser muy dura. Si por el contrario decidimos fluir, “darnos cuenta”, ser conscientes de las decisiones que debemos tomar entonces podemos ver y vivir el aprendizaje de manera constructiva y nutritiva.

Las tendencias astrales de julio 2019 están sustanciadas con tres grandes protagonistas: El eclipse total de sol en Cáncer, el segundo viaje de Mercurio retrogrado y el eclipse parcial de Luna en Capricornio. No olvidemos que en este mes de julio costará un poco más el avance, el progreso; esto debido a todos los planetas que se encuentran retrógrados: Mercurio, Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón.  Utilicemos entonces este mes para conectarnos con nuestras actitudes, nuestros proyectos, la forma en la que hemos venido haciéndolo para poder hacer las correcciones que nos permiten llegar a la meta.

Todos los eventos astrológicos que ocurren este mes nos recuerdan que tiene que haber un punto más oscuro en nuestras vidas para que la luz caiga.  Todo esto es una gran invitación a buscar toda la luz en relaciones del tipo que sean, circunstancias que ya piden cambios o cierres de ciclos.  Lo que se revela en estos eventos de gran movimiento planetario puede ser muy doloroso, muy duro, quizás hasta impactante, pero siempre abren oportunidades de cambios y transformaciones para situaciones mejores.

Estos eclipses, tanto solares como lunares, nos están abriendo oportunidades maravillosas en nuestras vidas, pero para que esto ocurra hay relaciones que deben terminar, puertas que debemos cerrar, personas que ya no van en sintonía con lo que queremos.  Todo esto puede ocurrir de manera abrupta pero es necesario.  El efecto de los eclipses puede sentirse hasta seis meses después de que ocurren.

Recordemos que adicional a todos estos eclipses también tenemos la retrogradación de Mercurio que comenzó el 7 de Julio a los 4 grados del signo de Leo, esto puede generar un exceso de confianza al comunicarnos, queriendo imponer nuestro punto de vista, nuestras ideas, pensamientos y opiniones sin querer negociar. Luego llegará al signo de Cáncer donde el cuidado es en la comunicación con nuestros padres, en nuestro hogar porque puede haber mala interpretación de la información que intercambiamos.

A partir del 14 de Julio, el Sol y Venus estarán en oposición con Saturno y Plutón retrógrados en Capricornio. Por lo tanto, los acontecimientos que quedaron sin resolver o que hemos estado evitando nos alcanzarán, pero precisamente lo harán para ayudarnos a lidiar con ellos. Es darnos cuenta de todo lo vivido para poder sanar y seguir adelante.