Esta red 5G global ofrecería conectividad a clientes comerciales, corporativos y gubernamentales en todo el planeta y sin necesidad de diferentes dispositivos.

Las empresas estadounidenses Lockheed Martin y Omnispace anunciaron este martes un acuerdo para explorar el desarrollo de una red móvil 5G desde el espacio.

El proyecto, según explicaron en un comunicado, permitiría a los usuarios conectarse desde cualquier punto del mundo, sumando a la capacidad de las redes terrestres la ofrecida por una nueva constelación de satélites.

“Compartimos con Omnispace una visión común de una red global 5G basada en el espacio que permitiría a los usuarios pasar sin interrupciones entre redes de satélite y terrestres, eliminando la necesidad de múltiples aparatos o múltiples redes”, señaló en la nota Rick Ambrose, vicepresidente ejecutivo de la división espacial de Lockheed Martin.

La compañía, el mayor contratista de defensa del mundo y que emplea a unas 114.000 personas, destacó que esta tecnología podría usarse en numerosos ámbitos, incluido el militar.

“Omnispace está totalmente comprometida con la visión de crear una nueva plataforma global de comunicaciones que alimente conectividad 5G directamente a dispositivos móviles desde el espacio”, añadió el presidente y consejero delegado de la compañía, Ram Viswanathan.

Ese tipo de tecnología es el elemento central del negocio de esta firma con sede en Virginia (EE.UU.), que desde su creación en 2012 ha obtenido unos 140 millones de dólares de inversores.

La alianza con Lockheed Martin puede permitir que la empresa compita con otras que están invirtiendo en este ámbito, entre ellas la empresa SpaceX y su proyecto Starlink, la gran apuesta de Elon Musk por la conectividad global.

En una entrevista con el canal financiero CNBC, Viswanathan aseguró que Omnispace aún no ha terminado de diseñar el sistema al completo, pero espera que su coste sea mucho menor que el de otras constelaciones de satélites para comunicaciones.