No es la primera vez que el sucesor de Steve Jobs defiende algo similar, ya que en enero, en un editorial para la revista Time, requirió al Congreso estadounidense una legislación federal en el ámbito de la protección de datos

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, aseguró el pasado martes en Nueva York que las compañías tecnológicas necesitan ser reguladas, aunque duda de las capacidades de los Gobiernos para hacerlo de una manera inteligente.

“Creo que hay algunos problemas serios con las tecnológicas. Tenemos que ser intelectualmente honestos y admitir que lo que estamos haciendo no funciona, y que la tecnología necesita ser regulada”, afirmó el máximo ejecutivo de la empresa de la manzana en un evento organizado por la revista Time.

Ante el público asistente a la sesión inaugural del Encuentro de los Time 100, Cook reiteró que “hay demasiados ejemplos ahora mismo” de que la ausencia de regulación -“sin raíles”, según él- “ha causado un gran daño a la sociedad”.

“Abogamos por la regulación porque no veo otro camino posible”, resaltó, aunque también se vio “parte del problema”: “En EEUU, típicamente pensamos que cualquier regulación es una mala regulación”.

Cook toma así el testigo del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, que hace un mes apeló a que las autoridades estadounidenses regulen a las firmas tecnológicas en áreas como el contenido dañino, la integridad de las elecciones, la privacidad y la portabilidad de los datos.

Cook, que también aseveró ser un defensor reciente de la regulación, deslizó que no estaba muy seguro de las capacidades de los Gobiernos a la hora de legislar sobre el sector de manera inteligente.

“Es probable que a Europa se le ocurra algo. El Reglamento General de Protección de Datos no es ideal, pero al menos es un paso en la dirección correcta en cuanto al espacio privado”, comentó Cook, que señaló que estas normas es posible que migren después del “centro de gravedad” europeo a los Estados Unidos.

No es la primera vez que el sucesor de Steve Jobs defiende algo similar. En enero, en un editorial para la revista Time, requirió al Congreso estadounidense una legislación federal en el ámbito de la protección de datos que permitiera a los consumidores hacer un seguimiento de su uso y que les permita eliminarlos bajo demanda.

No es el único asunto en el que ha reclamado la colaboración entre compañías privadas y los gobiernos, sino que en “los problemas que enfrentamos hoy en día”, como el cambio climático, se necesita que “el sector público, el privado y las universidades trabajen juntos”.

Por otro lado, y en la línea del nuevo enfoque empresarial de Apple destinado a los servicios, Cook afirmó que le gustaría que el legado de Apple fuera en el ámbito sanitario.

“Creo que cuando miremos atrás diremos que la mayor contribución de Apple a la raza humana ha sido en la salud”, insistió.