El multimillonario, Elon Musk, anunció el lanzamiento de un programa de conexión satelital para escuelas aisladas y de “monitoreo medioambiental” de la selva amazónica. Esto luego de llegar a Brasil para reunirse con el presidente Jair Bolsonaro, reseñaron agencias brasieñas.

“Súperanimado de estar en Brasil para lanzar el Starlink para 19.000 escuelas no conectadas en áreas rurales y el monitoreo medioambiental de la Amazonía”, tuiteó el dueño de Tesla y SpaceX, quien se reúne con el mandatario brasileño en un lujoso hotel en el municipio de Porto Feliz, en el estado de Sao Paulo.

El columnista, Lauro Jardim, quien avanzó en exclusiva la reunión, aseguró que el ministro de Defensa, Paulo Sergio Nogueira, y 13 empresarios también participarán en el encuentro con Musk, cuyo proyecto de comprar Twitter acapara en estos momentos la atención mundial.

El gobierno brasileño ya anunció en noviembre, que estaba negociando un acuerdo con Musk para que su empresa Space X proporcione internet satelital en la selva amazónica y ayude a detectar la deforestación ilegal.

En dicha ocasión, el ministro Faria se reunió personalmente con Musk en Texas, Estados Unidos, y anunció junto a una foto de ambos en Twitter que el empresario estaría “en breve” en Brasil.

Deforestación

Para Oliver Stuenkel, profesor de Relaciones Internacionales de la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo, el programa puede ayudar políticamente a Bolsonaro “a pesar de que los expertos” señalan que “el problema de combatir la deforestación no es la falta de monitoreo”.

“Brasil ya tiene esta tecnología, es mucho más una cuestión de control, que no depende de las nuevas tecnologías que podría traer Musk”, aseguró.

Bolsonaro, que presiona para abrir las tierras protegidas a la agroindustria y la minería, es objeto de numerosas críticas dentro y fuera de Brasil por su política ambiental y las cifras récord de deforestación e incendios en la Amazonía y otros biomas.

Compra en veremos

“Musk se ha convertido en las últimas semanas en una especie de héroe del bolsonarismo. Su posible adquisición de Twitter fue vista como una buena noticia porque supuestamente terminaría con las restricciones que están surgiendo en varias redes sociales, incluido Twitter”, explicó Stuenkel.

El anuncio de la oferta, ahora en suspenso, fue celebrado por Bolsonaro y sus seguidores, que aspiran a un menor control de las redes sociales antes de las elecciones de octubre, cuando el presidente buscará un segundo mandato.