Wang Chi, director del Centro Nacional de Ciencias Espaciales, indicó que el programa SMILE creará imágenes de la interacción entre los vientos solares y la magnetosfera de la Tierra

La Academia de Ciencias de China (ACCh) anunció que una misión espacial conjunta chino-europea, conocida como SMILE, se puso en marcha este viernes.

El Explorador de la Relación entre el Viento Solar y la Magnetosfera-Ionosfera (cuyas siglas en inglés son SMILE) es una colaboración integral entre la academia china y la Agencia Espacial Europea (AEE).

En 2023 se lanzarán satélites para estudiar el impacto de la actividad solar en el entorno terrestre. Wang Chi, director del Centro Nacional de Ciencias Espaciales, dependiente de la ACCh, indicó que el programa SMILE creará imágenes de la interacción entre los vientos solares y la magnetosfera de la Tierra con tecnologías innovadoras de rayos X y ultravioleta.

Logrará una imagen general de la estructura a gran escala del espacio de la Tierra, que desempeña un papel importante en la predicción y mitigación de desastres climáticos, explicó Wang. El SMILE ha reunido los recursos más importantes del mundo relacionados con el clima espacial. También participarán la Agencia Espacial del Reino Unido y la Agencia Espacial Canadiense.

China y Europa son responsables de la construcción y operación del sistema de aplicación. Los datos obtenidos por los satélites en órbita estarán disponibles para todos los países participantes.