Pompeo almorzará con su homólogo británico, Jeremy Hunt, antes de reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, y dar una rueda de prensa durante la tarde

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se reúne este miércoles en Londres con responsables del gobierno británico, un importante aliado europeo al que intenta convencer de que dé su apoyo a Washington frente a Irán y China.

La visita de Pompeo a la capital británica tiene lugar pocas horas después de que Teherán anunciase que deja de aplicar algunos de los compromisos que adquirió en el marco del pacto internacional sobre su programa nuclear en 2015, un acuerdo en que Reino Unido participa junto a Alemania, Francia, Rusia y China y que fue denunciado por Estados Unidos.

El secretario de Estado había realizado el martes una visita sorpresa a Irak para alertar de “ataques inminentes” de Irán contra las fuerzas estadounidenses estacionadas en la región. El mismo día, el Pentágono anunció el envío de bombarderos B-52 al Golfo.

Pompeo almorzará con su homólogo británico, Jeremy Hunt, antes de reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, y dar una rueda de prensa durante la tarde.

El gobierno británico no ha reaccionado todavía al anuncio de Teherán, quien dijo que dejará de limitar sus reservas de agua pesada y de uranio enriquecido a partir del miércoles, un año después de que Estados Unidos denunciara unilateralemente el acuerdo internacional y reimpusiera en agosto sanciones contra Irán.

Otro de los temas controvertidos en estas discusiones será el del fabricante chino de tecnología móvil Huawei, al que Londres podría autorizar a participar, aunque de forma limitada, en el desarrollo de su red 5G pese a las advertencias de Washington, quien sospecha que el grupo pueda transmitir información confidencial al gobierno de Pekín.

Estados Unidos excluyó a Huawei del desarrollo de la próxima generación de internet móvil en su territorio e intenta convencer a sus aliados occidentales de que hagan lo mismo.