La principal razón para establecer una Fuerza Espacial específica, es el creciente interés estratégico de adversarios como China y Rusia en el cosmos

El secretario en funciones del Departamento de Defensa de EEUU, Patrick Shanahan, aseguró este martes que la decisión de mantener la Fuerza Espacial bajo el control de la Fuerza Aérea, posibilitará que su costo para los contribuyentes sea de solo 1,5 dólares al año.

“Al crear este nuevo servicio dentro de la Fuerza Aérea, los costos adicionales serán diez veces menos que lo presupuestado inicialmente por el Departamento de Defensa; o dicho de otra manera, la Fuerza Espacial le costará en torno a 1,5 dólares a los estadounidenses al año”, dijo Shanahan.

El jefe del Pentágono realizó estas declaraciones durante una intervención este martes en el 35 Congreso sobre el Espacio de la Space Foundation, celebrado en Colorado Springs (Colorado).


La principal razón para establecer una Fuerza Espacial específica, dijo Shanahan, es el creciente interés estratégico de adversarios como China y Rusia en el cosmos.

“Esperamos que el año próximo (China) sea capaz de implantar sobre el terreno un sistema de láser que pueda apuntar a sensores espaciales que operen en una órbita baja”, alertó.

En un principio, el presidente de EEUU definió la Fuerza Espacial como la sexta rama de las Fuerzas Armadas de EEUU -las otras cinco son los Ejércitos del Aire y de Tierra, la Armada, la Infantería de Marina y la Guardia Costera-, aunque estará finalmente bajo el paraguas de la Fuerza Aérea.

Shanahan explicó que la solicitud presupuestaria presentada al Congreso, que contempla un gasto de 8.000 millones de dólares a lo largo de los próximos cuatro años, permitirá financiar un contingente de entre 15.000 y 20.000 personas.

Asimismo, el secretario detalló que esta rama de las Fuerzas Armadas se sostendrá sobre tres pilares: la Fuerza Espacial, el Comando Espacial y la Agencia de Desarrollo Espacial.

La Fuerza Espacial, dijo, será la que se encargue de “organizar, entrenar y equipar” a los militares, que recibirán una formación específica para afrontar su misión en este nuevo campo de batalla.

“La Fuerza Espacial establecerá un sistema de desarrollo profesional que reclutará a individuos con talento técnico, los formará en el espacio y les ofrecerá un proceso de promoción claro. Todo ello para suministrar la cantidad y la calidad de líderes que necesitamos para defender el espacio”, afirmó.

El Comando Espacial deberá pasar “el 100 % de su tiempo” centrado en desarrollar la estrategia necesaria para defender los intereses estadounidenses en el cosmos.

Por último, la misión de la Agencia de Desarrollo Espacial será colaborar con el sector privado para desarrollar la tecnología necesaria para que Washington consolide su superioridad en el espacio.

“Necesitamos encontrar un equilibrio entre las ventajas asimétricas que nos ofrecen nuestras alianzas y la industria estadounidense, que no pueda ser igualado por nuestros adversarios”, observó Shanahan.