El asistente vocal de Amazon dará a británicos información del servicio de salud

Foto: AFP

El algoritmo de Amazon responderá a través de su asistente vocal Alexa, buscando la información disponible en la web del Servicio de Salud Nacional de ese país

“Alexa, ¿cuáles son los síntomas de una gripe?” es la pregunta que los ciudadanos británicos podrán hacerle ahora al servicio de salud público NHS a través de los altavoces inteligentes de Amazon, anunció el miércoles el gobierno.

Los usuarios podrán hacer preguntas de viva voz, consideradas simples por el cuerpo médico: “Alexa, ¿cómo puedo curar una migraña?” o “Alexa, ¿cuáles son los síntomas de la varicela?”. 

El algoritmo de Amazon responderá a través de su asistente vocal Alexa, buscando la información disponible en la web del NHS.

“Es simplemente un mecanismo alternativo que permite acceder a informaciones médicas certificadas del NHS sobre diferentes condiciones médicas en lugar de informaciones de sitios estadounidenses u otras fuentes”, explicó a la AFP un portavoz del ministerio de Salud.

Sin diagnóstico

Pero no proporcionará “ningún diagnóstico o consejo”, precisó.

“Este tipo de tecnología es un ejemplo perfecto de la forma en la que la gente puede obtener consejos fiables del NHS desde la comodidad de su hogar, reduciendo así la presión sobre nuestros médicos y farmacéuticos”, declaró en un comunicado el ministro de Salud, Matt Hancock, y estimó que sería particularmente útil para las personas ciegas o ancianas.

Este nuevo servicio proporcionado por el gigante estadounidense de la tecnologíadebe aliviar al personal del NHS, desbordado y cansado de los malos consejos médicos que proliferan en internet.

Helen Stokes-Lampard, presidenta del Real Colegio de Médicos Generalistas, elogió una “idea ciertamente interesante”, aunque señaló algunos límites.

“Es vital que se hagan investigaciones independientes para garantizar que los consejos dados sean seguros”, declaró a la agencia de prensa británica PA.

“Muchas personas no podrán permitirse este aparato, lo que agravará aún más las desigualdades en materia de salud y hará todavía más difícil el acceso a los cuidados médicos”, advirtió. 

Voraz agresivo

El gobierno británico aceptó que Amazon utilice las informaciones de la web del NHS, algo que las empresas no pueden hacer sin acuerdo oficial. Esta colaboración no es comercial ni exclusiva, según el gobierno.

“Este acuerdo no cuesta nada a los contribuyentes”, dijo a la AFP un portavoz del ministerio. “No hubo ningún intercambio monetario, no es una asociación. Amazon tiene acceso a la información en la web del NHS y queremos ofrecer este servicio a cualquier empresa tecnológica”.

Pero los activistas en defensa del derecho a la vida privada alertaron del posible almacenamiento de datos médicos con fines comerciales.

Para Silkie Carlo, director del grupo británico Big Brother Watch Civil, el gobierno comete un error al “animar al público a dar detalles personales de salud a uno de los voraces más agresivos en cuestión de datos”, y anticipó “un desastre para la protección de datos”.

Un portavoz del ministerio de Salud contestó que Amazon “no comparte ninguna de estas informaciones con terceros, no vende ni recomienda productos en base a estas informaciones de salud, y no crea perfiles de salud para los clientes”.

También garantizó que el gigante estadounidense no tendría acceso a los expedientes médicos de los británicos.

Un portavoz de Amazon señaló por su parte al diario The Times que los usuarios “controlan su historial” y podrían eliminar las grabaciones.