Huawei ha negado siempre todas las acusaciones y en marzo de 2019 presentó una demanda contra el Gobierno de EEUU

Meng Wanzhou, directora financiera y posible heredera del gigante tecnológico chino Huawei, tiene previsto comparecer este miércoles ante un tribunal canadiense que tendrá que decidir si es extraditada a Estados Unidos. 

La directiva y su empresa están acusadas de violar las sanciones contra Irán y de 23 cargos, entre ellos el robo de secretos comerciales a un rival estadounidense.

La ejecutiva china, que es hija del fundador y consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei, fue detenida el 1 de diciembre de 2018 por autoridades canadienses en el aeropuerto internacional de Vancouver a raíz de la petición estadounidense.

Aunque en un principio estaba acusada de violar las sanciones impuestas a Irán, el 28 de enero de 2019, la Justicia estadounidense agregó 23 delitos a su solicitud, entre ellos robo de secretos comerciales, fraude bancario y lavado de dinero.

Además, se dieron a conocer otros cargos por robo de tecnología a la compañía estadounidense T-Mobile en un tribunal de Seattle.

Huawei ha negado todas las acusaciones y en marzo de 2019 presentó una demanda contra el Gobierno de EEUU por la prohibición de sus productos en ese mercado.

El Gobierno chino, entre tanto, ha pedido en reiteradas ocasiones la liberación inmediata de Wanzhou, y en un gesto que se interpretó como una represalia contra el Gobierno canadiense, la policía china detuvo el 10 de diciembre de 2019 a dos ciudadanos canadienses bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional china.

Poco después, Meng fue puesta en libertad el 11 de diciembre con una fianza de 10 millones de dólares canadienses (unos 7,5 millones de dólares estadounidenses) pero está obligada a permanecer en una de las dos mansiones que posee en Vancouver.

La acusada se enfrenta ahora a un proceso de extradición que puede alargarse meses, antes de que un juez dictamine si debe ser entregada a las autoridades estadounidenses y que el ministro de Justicia canadiense dé su aprobación final.

Los abogados de la tecnológica china aseveran que las acusaciones que EEUU lanzó contra Huawei no tienen correspondencia en el ordenamiento jurídico canadiense, lo que deja fuera de lugar su entrega.

El proceso se desarrolla en un momento de máxima tensión entre gigante asiático y la administración de Donald Trump, que ha vuelto a amenazar a China con elevar los aranceles a sus productos ante la falta de avances en sus negociaciones comerciales.

Las acusaciones tienen lugar en un momento en el que las redes inalámbricas de última generación con tecnología 5G están llamadas a revolucionar el conocido como Internet de las Cosas.

Básicamente, el 5G permite la transmisión de datos hasta 100 veces más rápido que las redes anteriores basadas en el 4G, una velocidad que hace posible una mayor variedad de servicios.

Conscientes de las posibilidades que ofrece, Huawei busca el liderazgo en el desarrollo de esta tecnología para introducirse como socio de referencia en países occidentales.

Una situación que no le gusta a EEUU, cuyo gobierno asegura que teme por las brechas de seguridad que puede tener el sistema y la posibilidad de que el Gobierno chino pueda espiar a través de los sistemas de Huawei.

Los hechos más destacados en los cinco meses de detención de Meng Wanzhou son los siguientes:

Mayo 2018.- El Departamento de Defensa de Estados Unidos prohíbe el uso de los aparatos telefónicos de Huawei y de ZTE en sus bases militares.

1 de diciembre 2018 .-Las autoridades de Canadá detienen a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos, que acusa a la empresa china de violar las sanciones impuestas a Irán.

5 de diciembre 2018.- La compañía telefónica británica British Telecom (BT) retira el equipamiento de Huawei en componentes clave de sus redes 4G.

6 de diciembre 2018.- China protesta por la detención.

8 de diciembre 2018.- Las autoridades chinas amenazan a Canadá y Estados Unidos sobre las consecuencias de mantener detenida a la ejecutiva.

10 de diciembre 2018.- China detiene a dos ciudadanos canadienses a los que acusa de espionaje.

11 de diciembre 2018.- La Corte canadiense fija una fianza de diez millones de dólares para la detenida, que es puesta en libertad vigilada.

28 de enero de 2019.- La justicia estadounidense aumenta los cargos con 23 delitos, entre ellos el de robo de secretos comerciales a un rival estadounidense. En otro caso separado, acusan a la empresa china de robar secretos comerciales a T-Mobile.

1 de marzo de 2019.- Un juez canadiense da luz verde al proceso de extradición.

3 de marzo de 2019.- Huawei anuncia una demanda contra el Gobierno de Estados Unidos por haber prohibido sus productos en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía china.

24 de abril de 2019.- La primer ministra británica, Theresa May, anuncia que prohibirá el uso de piezas de Huawei como componentes centrales de la red 5G de su país.

8 de mayo de 2019.- Comienza en Vancouver su juicio de extradición.