La visita de tres días a Venezuela del viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, confirma la alianza política, económica y militar de la potencia euroasiática con el país suramericano

Hasta el momento no ha trascendido la agenda que tendrá el funcionario ruso en suelo venezolano a partir de mañana, cuando llegará, aunque a principios de julio, Riabkov afirmó que continuaría “trabajando en el desarrollo” de las “relaciones de amigos y aliados con la hermana Venezuela”.

Junto a China, Cuba y Nicaragua, Rusia es uno de los principales aliados que el gobernante venezolano, Nicolás Maduro, conserva en los foros internacionales, además de un importante socio comercial y militar.

Riabkov ha precisado que en el marco de los acuerdos existentes, se llevarán “también a cabo actividades que fortalecerán la capacidad de las fuerzas armadas” de Venezuela.

A la vez, el viceministro volvió a rechazar “las especulaciones sobre la presencia de militares rusos en Venezuela” al precisar que se trata de especialistas técnicos encargados del mantenimiento de los equipos suministrados por Rusia al país suramericano.

Además de reuniones bilaterales, el diplomático tomará parte en la reunión ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados, en el que Rusia ejerce de observador permanente.