El gobierno de Nicolás Maduro informó hace algunas semanas atrás sobre la donación de 14.000 bombonas individuales, equivalentes a unos 136.000 litros de oxígeno para Brasil

El Gobierno de Venezuela dijo este sábado 30 de enero que enviará nuevos cargamentos de oxígeno a su vecino Brasil para mitigar el desabastecimiento de este recurso en los fronterizos estados de Amazonas y Roraima, donde la COVID-19 provocó una emergencia sanitaria.

“Por instrucciones expresas del presidente Nicolás Maduro, desde Venezuela seguiremos enviando oxígeno a los estados de Amazonas y Roraima. Es nuestra obligación moral y humana”, dijo en Twitter el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

El diplomático hizo esta afirmación tras considerar “increíble” que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, declarara esta misma jornada que no es competencia del Gobierno Federal abastecer de oxígeno al estado de Amazonas.

El pasado 14 de enero, el propio Arreaza había informado que Venezuela donaría a Brasil “el oxígeno necesario para atender la contingencia sanitaria” ocasionada por la COVID-19.

Dos días después salieron desde Venezuela varios camiones cargados con cilindros de oxígeno que arribaron a Manaos la noche del día 19.

El mandatario Nicolás Maduro dijo luego que el donativo consistió en 14.000 bombonas individuales, equivalentes a unos 136.000 litros de oxígeno.

Con unos 7.500 muertos y 255.000 contagios del virus SARS-CoV-2, que causa la COVID-19, el estado brasileño de Amazonas atraviesa por una crisis que colapsó su sistema sanitario.

De acuerdo con la prensa local, más de 300 contagiados de la COVID-19 fueron trasladados desde esa región hasta otras de Brasil en vista de la total ocupación hospitalaria.