El Senado de Estados Unidos se pronunció sobre un la necesidad de aumentar el control sobre las armas en ese país y se logró un acuerdo de mínimo entre demócratas y republicanos a raíz de la ola de tiroteos masivos que se han sucedido en territorio estadounidense.

La instancia parlamentaria votó por esta propuesta por primera vez en décadas y también es la primera vez que los dos grandes partidos que dominan el poder político en EEUU coinciden en este tema.

La medida se aporbó con los votos de 50 senadores demócratas y de 15 republicanos -incluido el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell-, mientras que otros 33 senadores se pronunciaron en contra.