El secretario general de Unidad Visión Venezuela advirtió que el país se encuentra a las puertas de una delicada escasez de combustible

Concluir si se está desinflando Juan Guaidó o se está desinflando Nicolás Maduro depende, sin duda, de la acera política que se defienda. El oficialismo considera que Guaidó se “espichó”, mientras la oposición afirma que Maduro está en la carraplana política.

El diputado Omar Ávila, crítico de ambos, consideró que en esta pelea Maduro lleva las de perder. La presencia del presidente de la Asamblea Nacional este viernes en Petare, y la reacción de la población al verlo, evidencian -según su análisis- que todavía hay una esperanza puesta en la figura del dirigente opositor.

Maduro, en cambio, “no tiene cómo desinflarse más”, opinó Ávila, secretario general del partido Unidad Visión Venezuela (UVV).

No obstante, Ávila estima que en la ecuación propuesta por Guaidó -cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres- puede cambiar el orden de los factores.

A todas las dificultades existentes en Venezuela Ávila sumó lo que, según su análisis, ocurrirá en las próximas semanas: escasez de combustible debido a la caída de la producción petrolera y la falta de aditivos como consecuencia de las sanciones a Pdvsa.

Lo que ocurre en el estado Zulia -con la falta de energía eléctrica y las consecuencias sobre otros servicios públicos- podría ser calificado como un crimen de lesa humanidad, advirtió el parlamentario.