Los recursos forman parte de una partida que está destinada a cancelar “deudas del Poder Legislativo” durante los años de 2016 y 2017

Según un comunicado difundido por el Centro Nacional de Comunicaciones de Juan Guaidó, de los recursos liberados por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos 1,182 millones de dólares serán destinados a pagar “deudas del Poder legislativo, incluyendo salarios de los años 2016 y 2017 de 192 diputados principales y suplentes a quienes la dictadura privó ilegalmente de su remuneración constitucional por al menos 4 años, a razón de $200 mensual por diputado principal y $160 por diputado suplente”.

En el comunicado se señala que “por primera vez en la historia, se estarán haciendo uso de recursos recuperados y protegidos de la corrupción para hacer transferencias directas a ciudadanos que aún viven bajo una dictadura, sin pasar por intermediarios, instituciones financieras sujetas al control de la usurpación, o necesitar cuentas en el exterior. Por lo tanto, implica una serie de retos y obstáculos financieros, legales, institucionales, políticos y tecnológicos que involucra grandes esfuerzos”.