Aunque la comida registró incremento en divisas durante el mes de agosto, la variación del tipo de cambio fue de 2,5% mientras que julio fue del 23%

Nuestro Índice Pabellón reflejó un aumento del 7% al calcular el precio de los alimentos en dólares. Así lo evidenció la muestra de Contrapunto, entre julio y agosto tras nuestro recorrido de finales del mes para observar la evolución mensual del costo en la comida.

Por otra parte, al calcular los precios en bolívares obtuvimos que la variación fue de 10%, es decir, que la comida tuvo inflación en ambas monedas -nacional y americana- que impacta en el bolsillo del venezolano.

La compra promedio de los ingredientes para la preparación del pabellón criollo en bolívares, ascendió de Bs 46.250.851 a Bs 50.922.209 y en dólares aumentó de $11,4 a 12,2 dólares. En ocasiones anteriores, la compra de los alimentos en divisas favorecía al consumidor.

Pabellón Criollo

El dólar paralelo para el 30 de julio, se ubicaba en Bs 3.989.515,66 mientras que para el 31 de agosto la tasa de cambio se fijó en 4.089.358,79 bolívares.

Después de que el tipo de cambio del dólar paralelo mantuvo un comportamiento de aceleración durante el mes de julio, para agosto la tasa se mantuvo estable y tuvo una mínima variación del 2,5%.

Para este estudio de mercado consideramos el precio de un kilo de los ingredientes que conforman el plato típico venezolano que son: la carne de falda para mechar, tomate y cebolla como base del sofrito, el arroz, las caraotas, el aceite para freír las tajadas y el plátano.

A fin de conocer la diferencia de precios en los alimentos, recaudamos la nueva muestra tras la visita al mercado municipal Guaicaipuro, la cadena de supermercado Unicasa, el Excelsior Gama, y el supermercado independiente Sol Carioca, ubicado en Bello Monte y únicamente el precio de la carne en los conocidos “ferieros” luego del recorrido del pasado 31 de agosto.

Además de los precios registrar un significante aumento en dólares, los mercados municipales y el Central Madeirense manejaron tarifas similares entre los 12 dólares de la preparación del pabellón criollo, mientras que el supermercado independiente marcó un total de 16 dólares.