El Fiscal Federal de Manhattan, Geoffrey Berman, negó haber renunciado y denunció haberse enterado por el comunicado de que estaba siendo despedido

El Gobierno de Estados Unidos despidió este viernes por la noche al Fiscal Federal en Manhattan, Geoffrey Berman, un poderoso funcionario que ha investigado al entorno del presidente, Donald Trump.

El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, anunció en un comunicado que Berman renunciaba a su cargo y que el Presidente nominaba en su lugar al actual presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, Jay Clayton, que no tiene experiencia previa como Fiscal.

Berman, sin embargo, negó haber renunciado y denunció haberse enterado por el comunicado de que estaba siendo despedido.

“No he renunciado y no tengo intención de renunciar”, afirmó el Fiscal en otro comunicado.

Según The New York Times, ambos mantuvieron una reunión este viernes en Nueva York y Barr le despidió después de que Berman se negase a renunciar.

Berman, que es republicano, es el fiscal que lideró el caso en contra de Michael Cohen, un exabogado de Trump que colaboró con la Justicia y que fue condenado a cárcel por diversos delitos económicos.

Además de Cohen, Berman también ha investigado al exalcalde de Nueva York y ahora abogado de Trump, Rudy Giulliani, así como al entramado empresarial del mandatario y su campaña presidencial.