Explica el experto que “cuando se sanciona una organización que es gubernamental también se castiga a todas aquellas que están a su alrededor”

Para el economista Francisco Contreras, las sanciones impuestas al Gobierno nacional por parte de Estados Unidos causarán un “efecto negativo”, ya que no están dirigidas a funcionarios específicos sino a la instituciones del Estado como Petróleos de Venezuela.

“Las sanciones tienen un efecto colateral, en su mayoría de carácter negativo para el país. Con esta afirmación no estamos negando que se pueda tener algún tipo de impacto positivo, pero históricamente son más los costos que implican las sanciones que los beneficios que derivan de ellos”, comentó Contreras vía telefónica a Contrapunto.

Para el economista, el caso más emblemático donde se han evidenciado las secuelas económicas que han acarreado este tipo de medida es el de Cuba, donde según su opinión: “los que dirigen ese país viven muy bien y quien sufre las consecuencias es el pueblo”.

Respecto a las consecuencias para Pdvsa, Contreras indicó que no son las sanciones las culpables de la situación actual, pero pueden empeorarla

“Se ha dicho por allí que las sanciones han hecho mucho daño sobre la industria petrolera y me temo que éstas tendrían implicaciones futuras que ya las estamos viviendo en el presente, pero, el desmantelamiento del aparato petrolero es de vieja data. Desde 1945, el retorno económico devengado por el petróleo se ha utilizado en gastos públicos para subsidiar a la población y esas ganancias no fueron ni han sido utilizadas para mantener la producción nacional”, aseveró.

Por último, Contreras comentó que son “indiscutibles” las consecuencias de las sanciones debido a que es muy difícil diferenciar si estas atacan directamente al sector público o privado porque “cuando se sanciona una organización que es gubernamental también se castiga a todas aquellas que están a su alrededor”.