“La Asamblea Nacional Constituyente no ha sido reconocida casi por ningún país del mundo, no tiene la legitimidad para hacer leyes, porque su facultad constitucional es diseñar, exclusivamente, una Constitución y no fue lo que hicieron”, dijo el parlamentario Luis Florido

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Luis Florido, advirtió a las autoridades de la Federación Rusa sobre la inconstitucionalidad de la Ley Antibloqueo, presentando en un foro empresarial Rusia- Venezuela por Delcy Rodríguez en representación de Nicolás Maduro en el país euroasiático.

El parlamentario alertó sobre la ilegalidad de la Ley Antibloqueo aprobada por la irrita Asamblea Nacional Constituyente como “absolutamente inconstitucional” debido a que no emana del único Poder Público legítimamente reconocido para legislar en esa materia que es la AN.

“La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) no ha sido reconocida casi por ningún país del mundo, no tiene la legitimidad para hacer leyes, porque su facultad constitucional es diseñar, exclusivamente, una Constitución y no fue lo que hicieron, lo que intentaron fue usurpar las facultades del Parlamento”, afirmó Florido.

Asimismo, llamó a las autoridades, empresarios e inversores de la Federación Rusa, hacer caso omiso al planteamiento sobre la referida Ley, debido a que a su juicio “les perjudicaría” hacer cualquier inversión en el país, no solo por la poca transparencia, sino por la ilegalidad del instrumento.

El también dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT), aseveró este pasado viernes que la AN está de acuerdo con que se hagan inversiones en Venezuela, pero en el marco de la legalidad, de la cual, “carece Nicolás Maduro y sus personeros”.

Florido resaltó que hasta tanto no se elija un nuevo Parlamento en Venezuela, con unas elecciones justas, libres y verificables y no la farsa convocada para el 6 de diciembre, la AN legítima continuará vigente y es la única con competencia legislativa en el país.

Finalmente, invitó a las autoridades rusas a concurrir ante la AN para conocer todo lo referido a temas legislativos y el ordenamiento jurídico venezolano, absolutamente violentado.