Los economistas Jesús Casique y José Miguel Uzcátegui responsabilizan al gobierno de Maduro de la caída de la industria petrolera y de la “pulverización” del poder adquisitivo de los venezolanos

El economista Jesús Casique atribuyó los 36 meses en hiperinflación que cumple Venezuela -según el informe de la Asamblea Nacional (AN) comenzó en el año 2017- al incumplimiento y gestión del gobierno de Nicolás Maduro en términos legales y económicos.

“La principal causa es la monetización de déficit de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), violando el articulo 320 de la Constitución que señala la prohibición de financiar empresas públicas”, aseguró el economista.

El régimen de Nicolás Maduro confirmó que la oficina de Pdvsa en Moscú será  abierta este mes - Infobae

Casique aseveró que para proyectar en cuánto tiempo se saldrá de la hiperinflación es necesario esperar a mediados del próximo año.

“Para diagnosticar cuándo Venezuela saldrá de este ambiente de hiperinflación se deberá esperar hasta julio de 2021 porque la economía es extremadamente volátil, e incluso lo observamos en el tipo de cambio”, dijo.

Además, Casique indicó que el gobierno de Maduro debió “atacar la hiperinflación y luego proceder a hacer la reconversión monetaria, pero por haberlo hecho al revés, pulverizó el poder adquisitivo”.

Asimismo, refirió que “los bonos por parte de Maduro han impactado en la hiperinflación, y si no hay una moneda confiable, los agentes económicos la buscan porque el bolívar quedó pulverizado”.

Rafael Briceño Sierralta

Por su parte, el economista José Miguel Uzcátegui también señaló al gobierno como responsable de la hiperinflación que sufre Venezuela.

“Lo que ha pasado es producto de lo que se ha hecho y también de lo que no, y el gobierno ha tenido fallas constantes”, enfatizó.

Señaló que Pdvsa y su producción están “hundidas” y esto afecta la economía venezolana: “Durante años no ha existido una gerencia adecuada de la industria petrolera”.

Economista José Uzcátegui: Institucionalización pervertida generó la crisis  - TalCual

“Hemos destruido el bolívar porque hay un déficit fiscal y no se ha financiado con impuestos sino con dinero sin respaldo del Banco Central de Venezuela (BCV)”, afirmó Uzcátegui.

También señaló el deterioro que ha sufrido el poder adquisitivo de los venezolanos: “Tenemos la destrucción del salario mínimo, junto a una economía polarizada porque se han ido personas al exterior, que envían dólares y ese dólar sustituye al bolívar”.

Propuestas omitidas por el gobierno

Jesús Casique también aseguro que desde el gobierno de Hugo Chávez las propuestas al gobierno para manejar el déficit fiscal han sido rechazadas; sin embargo, aseguró que aún están sobre la mesa para conseguir un equilibrio.

“Es importante manejar el petróleo como agente fiscal, mantener como disciplina eliminar fondo parafiscales, dar detalle del destino de los recursos y minimizar los procesos para establecer la unidad de comercio; estas son propuestas que el gobierno no ha tomado en cuenta”, expresó.

También afirmó que, como “el bolívar y el poder adquisitivo de los venezolanos está pulverizado”, una estrategia para enfrentar la hiperinflación es que “los incrementos salariales tienen que efectuarse por niveles de productividad y no por procesos de hiperinflaciones”.

Ambos economistas coinciden en que es fundamental que haya un cambio político para avanzar hacia un cambio económico.