Segun el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, hay políticos que corren al escuchar la palabra diálogo porque creen que es una negociación y no quieren que “los dejen fuera de una repartición”. Aclaró que lo sucedido en la Asamblea Nacional este martes fue por una alerta de bomba recibida por el Sebin

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, afirmó que la oposición llama todos los días para sentarse hablar con el gobierno, porque “el gobierno es de Nicolás Maduro. Ni que tuvieran el furrial”.

“Esos que tienen miedo a la palabra diálogo. Ahorita la oposición se está matando entre ellos, porque un político dejo escapar que se están reuniendo unos de la oposición y que unos del gobierno, por allá en los países nórdicos. Deberían sentarse hablar entre ellos, para ponerse de acuerdo”, afirmó.

Agregó que hay “chismosos” que “salen corriendo” a decir cuando se están pactando diálogos, y que esos políticos son los que creen que el diálogo es “negociación de intereses” y que este es para buscar una salida de Maduro.

“Creen que se los van a dejar fuera de la repartición. Aquí no hay reparticiones. Venezuela es del pueblo, según la Constitución. Hay unos que quieren forman un nuevo partido porque no están de acuerdo con Juan Guaidó, háganlo”, explicó.

El gobierno está de acuerdo con el diálogo, basados en diferentes invitaciones hechas por el mandatario venezolano Nicolás Maduro, según relata Cabello, y que están dispuestos a reunirse con “quién sea y cuando sea, hasta en Noruega”.

Cabello aclaró que este martes el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) recibió una alerta de bomba en la sede donde se celebra las sesiones de la Asamblea Nacional (AN), y que el cuerpo de seguridad debía seguir un procedimiento y entrar al recinto, con los perros y los equipos necesarios para atender el llamado.

Según el constituyentista, la alerta se dió para que la ANC no sesionara y no continuaran con el allanamiento de las inmunidades parlamentaria de los diputados de la AN, ya que estas sesiones se celebran diagonal al palacio del Parlamento.

“No era como ustedes decían: ¡Ay que nos tienen acorralados! Ese llamado le convenía era a ustedes, porque si la investigación se extendía nosotros también debíamos dejar de sesionar”, explicó.