Hay indicadores de mejoría en el sector agroalimentario venezolano, pero está lejos de arreglarse totalmente, señaló este jueves el profesor Alejandro Gutiérrez.

El precio de los alimentos está aumentando en los mercados internacionales, y hay expectativas positivas para rubros como maíz y caña de azúcar. El 2022 va a ser un mejor año, enfatizó.

Si se mantienen las condiciones de mayor libertad de precios y mejoras en las políticas de financiamiento, la situación puede seguir mejorando.

Al liberar precios se equilibra una pequeña oferta con una pequeña demanda; hay suficientes alimentos en los estantes, pero la gente no tiene dinero y todavía hay inseguridad alimentaria en los hogares, acotó en entrevista con Unión Radio.

Recordó que algunos gremios agrícolas hablan de mil o 1.500 millones de dólares al año para impulsar el universo agrícola, pero la cartera agrícola está en 300 o 400 millones de dólares “y eso es muy poquito”. Faltan combustibles y fallan los servicios públicos, agregó.

Gutiérrez indicó que se debe privilegiar la producción de cereales, y llamó a lograr la autosificiencia en la producción de maíz blanco y arroz. Otros rubros se están expandiendo, como la caña de azúcar. Tenemos que apostar por una mejoría en la producción de proteínas de origen animal, planteó.

Otros rubros pueden generar divisas, como el cacao y el café, destacó.