En Brasil inició oficialmente la campaña electoral de cara a las presidenciales del 2 de octubre, en las que se enfrentarán el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el actual mandatario, Jair Bolsonaro.

A partir de la medianoche de este martes los 12 candidatos inscritos pueden celebrar mítines y hacer campañas en redes sociales, internet y medios impresos. La propaganda electoral de televisión y radio comenzará el próximo 26 de agosto.

El actual presidente, Bolsonaro, de 67 años, encabezó un mitin en la misma esquina en la que fue apuñalado en la campaña de 2018, en Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais (sudeste). “La ciudad donde renací”, dijo en un discurso cargado de declaraciones patrióticas y alusiones a Dios y a la Biblia.

Por su parte, el expresidente Lula, de 76 años, buscó captar en su primer discurso de campaña a los más pobres y a la clase obrera, en un acto desde una fábrica automotora en Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo donde se forjó como líder sindical en los años 1970.

La consultora IPEC divulgó el lunes un 44% de intenciones de voto para Lula en la primera vuelta del 2 de octubre, frente a un 32% de Bolsonaro.

La principal preocupación de los brasileños, según las encuestas, es la situación económica, marcada en los últimos años por altos niveles de desempleo y una inflación que ha restado popularidad a Bolsonaro.

Más de 156 millones de brasileños están habilitados para votar en unas elecciones en las que también se disputan cargos de diputados, senadores y gobernadores de los 26 estados del país.

La batalla presidencial, que cuenta con 12 aspirantes en total, prácticamente se reduce a Lula y Bolsonaro, que concentran el 80% de las intenciones de voto, según los sondeos, que también prevén un triunfo holgado del exlíder sindical el próximo 2 de octubre.

Te invitamos a seguir el desarrollo de este proceso electoral en nuestras redes sociales @polianalitica