El viceministro de comunicación internacional calificó esta detención como un acto de naturaleza criminal

William Castillo, viceministro de comunicación internacional, rechazó la detención de cuatro activistas estadounidenses que se encontraban ocupando la sede de la embajada venezolana en Washington con el permiso del gobierno de Venezuela.

Castillo informó que EEUU con tal acción consumó una violación al Derecho Internacional, las responsabilidades y obligaciones que tienen todos los gobiernos con la Convención de Viena de proteger los bienes y propiedades de los Estados soberanos aunque se rompieran las relaciones.

“EEUU hoy tira por el piso el respeto por el Derecho Internacional y la soberanía de los Estados en sus sedes diplomáticas. A partir de ahora a cualquier país se le podrá ocupar su embajada cuando así lo considere Estados Unidos”, aseveró Castillo.

El viceministro manifestó solidaridad y apoyo a estos movimientos y organizaciones sociales que se encuentran en Washington, “y a los periodistas que han sido agredidos e insultados allá por una banda de fascistas dirigidos por Carlos Vecchio”.

Castillo señaló que “en esa locura guerrerista instalada en Washington han buscado en el extranjero seguir agrediendo a Venezuela. Estados Unidos está hoy más debilitado porque queda desnudo en sus atrocidades”.

El vocero anunció que el próximo sábado habrá “una gran marcha en Washington en apoyo a los ciudadanos estadounidenses quienes se encuentran en la sede diplomática de Venezuela.

Asimismo, denunció que “los medios internacionales no están informando lo que realmente está sucediendo, están silenciando los cortes de luz y las acciones inhumanas que son apoyados por el presidente Donald Trump”.