Alí Gómez de VP aseguró que esta semana, ambas partes, “tienen el compromiso de firmar el acuerdo” que busque una salida democrática al conflicto político

El coordinador político de Voluntad Popular, Alí Gómez, catalogó la detención de los dos guardaespaldas del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como una “olla y una novela” –que compara con el caso de Roberto Marrero–, usada en contra del jefe del Parlamento.

Gómez teme que este tipo de hechos sean usados como excusas por parte del gobierno de Nicolás Maduro para levantarse de la mesa de negociaciones que mantienen desde mayo con Noruega como mediador.

El vocero aseguró que esta semana, ambas partes “tienen el compromiso de firmar el acuerdo” que busque una salida democrática al conflicto político.

Foto: Jonathan Lanza

“Nos preocupa que de la noche a la mañana, cuando ya todo está listo para que se llegue al acuerdo, aparezca esta olla involucrando a unos guardaespaldas de Guaidó”, expresó Gómez.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que “cinco fusiles AK-103 y diez cargadores”, pertenecientes a la Guardia Nacional, fueron “ofrecidos en venta” por Erick Sánchez y Jason Parisi, quienes formaban parte del equipo de seguridad de Guaidó.