Al grito de “y no nos quitarán el derecho a protestar” un grupo de trabajadores de universidades como la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolivar (USB) trancaron la autopista Francisco Fajardo (o Cacique Guaicaipuro), este viernes 29 de abril, para rechazar los bajos salarios y las condiciones de trabajo, y exigir que se deroguen las “tablas Onapre”.

Primero se concentraron en la plaza del Rectorado de la UCV, y posteriormente tomaron la autopista. “Nos estamos preparando para la marcha del 1 de mayo”, señaló el dirigente Roberto Carpio.

Gabriel Mendoza, trabajador de la USB, indicó que rechazan “las tablas de la Onapre” y la decisión de la ministra de Educación Universitaria, Tibisay Lucena, de “empeñarse en violar la Constitución y violar la convención colectiva”. Mendoza acusó al ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, de imponer una tabla salarial “que nadie sabe con quién la discutió”.

“No nos van a sacar de las calles hasta que estos ministros rectifiquen esa medida de violación de la contratación colectiva”, sentenció.