Hay descontento en la UCV con el gobierno, pero eso no significa que se deba rechazar la entrega de más de 2.400 tabletas, indicó este martes 1 de diciembre, el profesor Amalio Belmonte, secretario y vicerrector administrativo encargado de la casa de estudios.

Mucha gente piensa que debimos haber sido duros con el ministro César Trompiz, pero ese no era el momento, indicó Belmonte en entrevista con Unión Radio.

El ministro, por supuesto que usó este acto políticamente, indicó. Pero “eso es una obligación del gobierno”. También “era mi deber recibirlas”.

Precisó que si no se enviaba la lista de profesores no se otorgaba la computadora.

“Fuimos la última universidad en recibirlas”.

Se entregó a profesores activos, a dedicación exclusiva o a medio tiemp, añadió..