También reclaman la “cobertura en HCM acorde con la realidad del país”

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), emitió un comunicado este jueves, 10 de septiembre, en el cual aclara que no hay garantías para el regreso a clases en las universidades.

La primera condición exigida por el gremio es el salario, que debe ser definido en dólares, y aunque sean pagados en bolívares, que sea por encima del costo de la canasta básica familiar definido por el Cendas.

Sostuvieron que “las asociaciones de profesores han entregado a sus autoridades la propuesta de tablas salariales de Fapuv, elaborada con base en las Normas de Homologación, cuya plena vigencia reivindicamos, en virtud del principio de progresividad de derechos laborales”.

Asimismo, señalaron que “motivado a que no tenemos seguro, y que siempre existe el riesgo de contagio en la universidad, se debe considerar la COVID-19 como enfermedad ocupacional. En consecuencia, la universidad deberá estar en la capacidad de cubrir en su totalidad los costos del tratamiento, la atención hospitalaria y médica, de cualquier universitario que asista al campus por razones de trabajo y resulte positivo para el virus“.

También exigen un diálogo social, a fin de negociar entre universidades y asociaciones, para que se generen “acuerdos entre las partes, en relación con las nuevas condiciones de trabajo y actualizar las actas convenio”.

Indicaron además que “cada profesor debe recibir la canasta básica de tecnologías propuesta por la Cepal, integrada por un computador portátil, un teléfono inteligente, una tableta y un plan de conexión para los hogares no conectados, o los recursos para adquirirla, de acuerdo con el cálculo hecho por el CENDAS. El plan de conexión debe incluir modem y router“.

Alegaron que “el plan de racionamiento eléctrico deja a los hogares, sobre todo en el interior del país, a veces hasta 12 horas sin el servicio, lo que le impide a profesores y estudiantes cumplir con la programación y daña los equipos”.

Respecto a la educación presencial, apuntan que está descartada en este momento.