Una placa en la que nadie se arrogaba el trabajo por la conservación del patrimonio fue sustituida por otra en la que se nombra a la comisión presidencial. Ya el Consejo de la Facultad de Arquitectura solicitó a la Copred que “provea lo conducente a retirarla”

La visita de un representante de la Unesco a la Ciudad Universitaria de la UCV, llevado por la comisión presidencial para la recuperación de la casa de estudios, generó algún revuelo. La presencia no fue notificada a las autoridades, según aseguró una fuente consultada. Pero además ocurrió otro hecho que trajo nuevas reacciones: el cambio de la placa que identifica a la Ciudad Universitaria de Caracas como Patrimonio Mundial. La placa antigua solamente lleva la firma -por decirlo de alguna manera- de la Unesco. La placa nueva lleva otro contenido.

Esta es la placa original, que ahora se encuentra en la sede del Consejo de Preservación y Desarrollo (Copred).

Esta es la placa nueva, colocada cerca del Aula Magna, en la que se incluye la comisión presidencial.

La Facultad de Arquitectura solicitó que se retire la placa colocada la semana pasada.

El Consejo de Facultad “solicita públicamente al Consejo de Preservación y Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, que provea lo conducente a retirar la nueva placa alusiva a la gestión de un gobierno que es circunstancial y perentorio, por una placa institucional y anónima como se pudo tener desde diciembre del año 2000 hasta marzo de 2022”, refiere un comunicado.

En la última semana de marzo “hemos constatado con desagrado que el Ejecutivo Nacional ha sustituido la placa que identifica a la Ciudad Universitaria de Caracas como Patrimonio Mundial, con una nueva que, a manera de propaganda política, incluye la participación de la Comisión Presidencial, lo cual constituye un agravio inaceptable en tanto que esta nueva placa viola los criterios antes mencionados, además que dicha comisión no está ligada a la distinción de patrimonio, considerándola ofensiva a los principios rectores de intervención en el Patrimonio Mundial: Ciudad Universitaria de Caracas”.

Cuando la Facultad inició la presentación del dossier con miras a que la UNESCO reconociera a la Ciudad Universitaria de Caracas como patrimonio mundial “una de las premisas que propuso fue no personalizar las actuaciones arquitectónicas, artísticas o urbanísticas de instituciones, personalidades y patrocinantes que coadyuvaran a la preservación y conservación de tan importante patrimonio mundial; en pocas palabras, el apoyo y la gestión deberían quedar anónimas con el propósito de que solo resaltara la obra maestra del arquitecto Carlos Raúl Villanueva y de los artistas y profesionales como realizadores del proyecto Síntesis de las Artes que es la esencia de la Ciudad Universitaria de Caracas”.

Estos hechos, reconocidos por el Instituto de Patrimonio del país, por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios -ICOMOS- y por la UNESCO, permitieron la identificación de la Declaratoria de la CUC como Patrimonio Mundial desde el año 2000, expone el pronunciamiento. “De igual forma el criterio de anonimato en la participación de instituciones, personalidades y patrocinantes había logrado contener la colocación de placas y letreros permanentes tanto del Gobierno, gobernantes, instituciones públicas o privadas, autoridades universitarias y particulares de forma tal que el mensaje de resaltar la obra arquitectónica y de urbanismo llegara sin distorsiones a nuestros estudiantes, visitantes, profesores, empleados y a toda la sociedad venezolana”.