Las y los trabajadores domésticos son amparados por la Ley Especial para la Dignificación de las Trabajadoras y los Trabajadores Residenciales

A propósito del Día Internacional del Trabajo Doméstico, que se celebra cada 22 de julio, el señor Elio Álvarez, quien se desempeña como jardinero en una residencia en Los Palos Grandes, expresó que su labor comienza desde las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde, dependiendo la tarea que le corresponda hacer ese día.

“Yo llego temprano, a las 7, comienzo a regar las matas de los dos jardines y luego desayuno– la señora de la residencia me prepara arepas bien resueltas- después continuo trabajando, cuando termino en el jardín ella me pide siempre que la ayude a hacer otra cosa, alguna tarea de plomería o herrería, trabajos de hombres, al medio día almuerzo lo que me prepara la señora, y antes de irme también me da pan con café”.

Álvarez apuntó “yo no voy todos los días a trabajar, voy dos o tres veces a la semana, dependiendo de lo que haya que hacer. Siempre riego las matas, a veces la ayudo a pintar algo en la casa, a mover algunas cosas, a barrer y le sirvo de chofer. Ella me paga diario 10 mil bolívares en efectivo  y me da un kilo de harina, pasta, arroz o grano”.

Por su parte, Delia Ochoa, trabajadora doméstica de la Candelaria, señaló “me organizo por días, los lunes limpio el piso, la cocina y los baños, ahí me paso todo el día; y  los viernes solo plancho, no tengo un horario fijo,  me pagan por día 12 mil bolívares en efectivo y me dan el almuerzo”.

Las trabajadoras y los trabajadores domésticos son amparados por la Ley Especial para la Dignificación de las Trabajadoras y los Trabajadores Residenciales. En este sentido, explicó Nélfida Almanza, trabajadora residencial, que “cuando se debatió el proyecto para promulgar esta ley, los trabajadores domésticos no participaron por temor a perder sus empleos”.

Este Día se declaró como tal oficialmente en 1983, durante el Segundo Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, para reconocer la contribución de las labores de las mujeres en los hogares.