La Comisión de la Verdad continúa evaluando casos de presos políticos para otorgar medidas sustitutivas de libertad

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, rechazó este lunes que algunos funcionarios sometan al escarnio público y a trabajos forzosos a las personas que cometan infracciones.

 “Los organismos policiales son los que publican las fotos de los implicados en delitos y las policías que hacen eso se dañan a sí mismos. No tiene sentido hacer cosas como esas  (…) Son prácticas Nazis, porque llevan al escarnio público a personas de generalmente son de sectores vulnerables”, dijo en entrevista con Globovisión. A su juicio, es preferible que ofrezcan una charla.

En ese sentido, señaló que debe haber castigos contra los funcionarios que hagan ese tipo de prácticas.

Durante la entrevista, el fiscal general aseguró que el Ministerio Público no ha dejado de trabajar en medio de la pandemia, especialmente en casos de flagrancia y acusaciones, la limitación son los pasos posteriores que implican la concurrencia de más personas.

Sobre las detenciones realizadas durante fiestas en medio de la cuarentena, señaló que si hay resistencia a la autoridad, encuentran drogas y armas de fuego, se encuentran en presencia de delitos.

Específicamente, en el caso de Altamira, señaló que los responsables son los mismos de la fiesta de Los Roques e indicó que aparte de violentar la cuarentena cometieron hechos punibles, y el dueño de la vivienda se encuentra preso en la PNB porque tenía armas de fuego, estupefacientes y se resistió a la autoridad.

En el caso de Las Mercedes, aparte de resistencia a la autoridad, al dueño de la vivienda se le encontró tres  gramos de marihuana. “Todos se encuentran bajo arresto domiciliario”, apuntó.

Por otro lado, informó que por iniciativa del Ministerio Público el sistema de justicia ha ido descongestionando las estaciones de policía y celebró que no han tenido hechos que lamentar en materia epidemiológica en los centros de reclusión del país.

Con relación a las personas vinculadas a sectores políticos que han estado vinculadas a hechos de desestabilización, aseguró que más de 300 han sido beneficiados con medidas cautelares sustitutivas de libertad.

Agregó que la Comisión por la Justicia, la paz y la Tranquilidad Pública se ha reunido durante la pandemia y ha evaluado casos. “¿Podemos decir que ahora porque hay una pandemia debemos liberar a personas que quisieron acabar con la vida del Presidente y de todos los que estábamos en la tarima?”, indicó.

Igualmente informó que, el Ministerio Público junto con el Ministerio de Asuntos Penitenciarios decidió asignar “medidas de gracia a ciertos presos ya condenados” aunque estas no serán masivas, aclaró el alto funcionario.