Por la sustracción y venta de fusiles fueron detenidos Eduar Javier García González, Erick Miguel Sánchez Azuaje y Jason José Parisi Castillo

El fiscal general, Tarek William Saab, señaló este miércoles 17 de julio que uno de los escoltas de Juan Guaidó, que se encuentra detenido, confesó su responsabilidad en la sustracción y venta de los cinco fusiles AK 103 y 10 cargadores con sus municiones.

“Estas armas vinieron del intento de golpe de Estado del pasado 30 de abril que lideró el propio señor Guaidó”, agregó el Fiscal General.

Estos misiles fueron extraídos de la unidad especial de la (GNB) del Palacio Federal Legislativo el pasado 30 de abril, cuando el jefe del Parlamento intento realizar un levantamiento cívico-militar.

Este suceso llevó a la detención de tres personas identificadas como Eduar Javier García González, Erick Miguel Sánchez Azuaje y Jason José Parisi Castillo.

La abogada defensora de los escoltas de Juan Guaidó detenidos la semana pasada, Charity Flores, denunció que los interrogatorios “se practicaban en ausencia de los abogados defensores, justificando que únicamente contaban con la presencia del fiscal”, razón por la cual señaló que “es de mucha preocupación, vistos los antecedentes de tortura en el país (…) Hacemos un llamado al Ministerio Público para que inicie investigaciones en cuanto a la situación de aislamiento de estos detenidos”, acotó Flores.