La excomisaria Odalis Caldera afirmó que el Estado debe trabajar para desarticular las bandas de todo el país, desarticular a todos los Kokis.

Remarcó que bandas como las de El Koki “han ejercido un poder de terror contra la población, contra los empresarios, contra las autoridades” y no hubo respuesta.

No se trata de matar delincuentes, pero los funcionarios están en desventaja porque los delincuentes tienen armamento de alto calibre, enfatizó.

Ha faltado hacer mucho, la población se ha sentido desasistida, insistió en entrevista con Unión Radio.

Si hablamos de una banda formada por más de 60 delincuentes “sabemos que tenemos una situación de peligro”, se requiere “la presencia constante” del Estado con los diferentes entes para poder trabajar todas las áreas.

Se debe trabajar la salud mental, la asistencia a niños y adolescentes, propuso. Se debe manejar de manera integral y debe seguir la presencia del Estado.

Es perentoria una respuesta a escala nacional, enfatizó, con dotación del personal, calidad de vida de los funcionarios. También hay que atender las denuncias de la gente y darles respuesta.

Caldera sostuvo que el Cicpc “da respuestas” pero hay que equiparlo mejor.