El agresor concretó las amenazas de muerte contra la víctima, manifestadas de forma pública

Renzo Terán Huerta (44) era instructor de pesas y líder de un grupo de Narcóticos Anónimos – conocido como Las Vegas de Petare-,  ubicado en la parroquia Leoncio Martínez, municipio Sucre, estado Miranda.

A las 5:00 p.m. del pasado sábado, cuando Terán Huerta salía del compartir grupal, un sujeto que iba en moto lo apuntó con un arma de fuego, lo empujó y en medio de una discusión, le propinó dos impactos de proyectil.

Una de las balas le impactó en el hombro y otra en el abdomen, por lo que Terán Huerta fue recluido en el Hospital Domingo Luciani de El Llanito, donde murió a las 3:00 p.m. del lunes 19 de abril.

Este martes, sus familiares relataron a la prensa que el sujeto lo había amenazado en reiteradas ocasiones, hasta que el sábado concretó el crimen  y hasta ahora no ha sido capturado por las autoridades.

Renzo Terán era el mayor de dos hermanos y padre de una niña de 10 años de edad. Trabajaba como instructor de pesas en varios gimnasios . Residía con una pareja en Plaza Venezuela.

Fue adicto a las drogas y actualmente tenía 13 años sin consumir “por eso era líder del grupo de Narcóticos Anónimos, un ejemplo a seguir”, dijo Carlos Silva, amigo de la víctima.

Parientes de Renzo Terán no quieiseron develar la identidad del agresor, mientras que el Eje de Investigaciones de Homicidios, Sub Delegación El Llanito, amplía las pesquisas en el entorno familiar del victimario, para dar con su paradero.