Pese a que muchos transportistas están de acuerdo con subir las tarifas por el alza del combustible existe la preocupación de que esa decisión afecte, aun más, su cantidad de clientes

El pasado lunes Contrapunto conversó con los taxistas de la línea del Sambil, con respecto a un posible aumento en sus tarifas, que según los empleados del lugar, no es una “medida descabellada”, ya que al subir el precio del combustible deben subir sus tarifas. 

Un trabajador del volante, que no quiso dar su nombre, aseguró que ellos están a la espera de que la directiva de la compañía les informe de los nuevos precios. 

Pero para este martes, otras empresas de taxis, en especial las de los centros comerciales también reanudaron sus actividades, aunque no todos coinciden en la posibilidad de subir los precios. 

Foto: Rafael Briceño

El Tolón

“Si ahorita casi no tenemos trabajo, si subimos los precios no tendremos”, dijo uno de estos trabajadores de la línea del Centro Comercial en Baruta. Actualmente, una carrera de Las Mercedes a La Castellana sale en $5 dólares, pero aun así desde que iniciaron sus actividades no han tenido suficiente trabajo. 

Unos meses antes ya tenían una caída de la demanda de servicios, con suerte hacían hasta cinco carreras al día para los clientes de El Tolón, pero tienen dos días que no han trabajado “nada”. 

En ese sentido, expresaron su preocupación ya que la línea debe pagar el condominio a la junta directiva del Centro Comercial. “Nosotros hicimos carreras durante la cuarentena y es lo que nos ha permitido seguir, estamos esperando que nos digan para pagar la factura”, aseveró. 

El Recreo

Desde el punto de vista de los taxistas de la cooperativa El Recreo, que no dependen de la compañía del centro comercial, “no vale la pena ser pirata”. 

Desde gastos de mantenimiento hasta la posibilidad de “ser apoyado por algún compañero de trabajo”, son algunos de los beneficios que los transportistas perciben de la cooperativa y por eso lo prefieren a tener que trabajar por su cuenta. 

La carrera mínima con ellos de $5, pero igual suelen aceptar menos por el mismo razonamiento que dan otros taxistas de Caracas: Es mejor volver con algo en el bolsillo que nada. 

“Aquí nos apoyamos, sabemos que la gente no tiene mucho dinero pero igual debemos subir los precios por la gasolina que pagamos a 0,5 dólares o 2 si es traficada”, sentenció José Morales, miembro de la cooperativa. 

San Ignacio

Los taxistas de la línea del San Ignacio reconocieron que un día sin trabajo tiene pérdida, ya que siempre pueden abastecerse de gasolina subsidiada, sumado a que si logran pagar una tarifa menor que 0,5 por litro, suelen llegar a su sitio de trabajo y pasar toda una jornada sin hacer una carrera. 

Un taxista que se identificó como George, aseguró que ayer llegó a las siete de la mañana y se fue a las cinco de la tarde sin hacer ningún servicio. “Hoy solo hemos hecho dos”, afirmó. 

Por otro lado, resaltó que pese a que han sido “más flexibles con sus precios”, los talleres mecánicos no lo han sido. 

“Si uno le cobra menos a una persona por esa filosofía de: Es mejor algo que nada, luego un taller no hace lo mismo”, explicó.

Antes de la cuarentena contó que hizo un balanceo a la transmisión de su carro y le costó $10, pero antes de reanudar su trabajo lo volvió hacer, como medida preventiva y pagó lo mismo. 

Linea de taxis Bello Campo

El presidente la línea de taxis Bello Campo, Joel Bustamante, declaró a Contrapunto que han tenido un trabajo muy lento, junto a que si están de acuerdo con subir los precios, ya que el alza de los precios de la gasolina “lo amerita”. 

“Durante la cuarentena tuvimos que hacer una carrera al aeropuerto porque un cliente era parte de un vuelo humanitario. Así que pagamos por gasolina a dos dólares, tuvimos que cobrarle $60 para recuperar el costo de la gasolina”, explicó.

Como referencia, Contrapunto contactó a las compañías Teletaxi y Taxitour, que suelen ser usadas para hacer traslados al aeropuerto, pero en este caso se preguntó por destinos dentro de la ciudad capital, los cuales son: 

Teletaxi:  De El Rosal al El Hatillo cuesta en bolívares 2.6200.00, lo que serían $13, los cuales pueden ser cancelados en pago móvil, transferencia y divisas en efectivo. 

Taxitour: La Castellana a El Cafetal, tiene un valor de $8 o 1.6000.000 bolívares.