Precisaron que las inscripciones para este plan comenzaron el pasado 3 de agosto y se extenderán hasta el 15 de septiembre

La diputada de la Asamblea Nacional (AN), Bolivia Suárez, presidenta de la subcomisión de Educación, denunció que el Gobierno de Nicolás Maduro está realizando una supuesta convocatoria de inscripción para un proyecto de “maestros insurgentes” que, al parecer, se graduarían en 450 horas con el fin de incorporarlos al año escolar 2019-2020.

La profesora, graduada del Instituto Pedagógico de Caracas, recordó que para impartir clases hace falta haber estudiado por lo menos cuatro años, –o cinco en el caso de las licenciaturas– tener maestrías, postgrados y doctorados, además de realizar cursos de nivelación porque, desde su percepción, “no solo es formar en conocimientos sino también en pedagogía”.

Foto: Prensa – Subcomisión de Educación

Suárez precisó que las inscripciones para este plan comenzaron el pasado 3 de agosto y se extenderán hasta el 15 de septiembre. Según la información que maneja, para formarse como “maestro insurgente” durante 450 horas, a las personas solo les exigen la cédula y el carnet de la patria.

A pesar de que el Parlamento entra este jueves en período de receso, la diputada adelantó que desde la Subcomisión de Educación mantendrán reuniones permanentes para hacer seguimiento a este tema.

“Queremos visibilizar este problema nacional e internacionalmente. El derecho a la educación está plasmado en nuestra Constitución por lo que es una obligación del Estado garantizar educación de calidad a los niños y jóvenes”, añadió.

Desde la Unión Democrática del Sector Educativo, Raquel Figuera, opinó que la desprofesionalización del sector educativo viene desde 2004, cuando el ministro de Educación, que para aquel momento también era Aristóbulo Istúriz, eliminó el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente al igual que con los concursos para profesores.

Foto: Prensa – Subcomisión de Educación

Figuera, planteó que al gobierno de Maduro “solo le interesa una formación ideológica y adoctrinada”, con el objetivo de “profundizar el control social incorporando a personas que no tienen nada que ver con la docencia”.

Para Figuera el problema de la educación en Venezuela “se agudiza por el fenómeno de la migración de los docentes a consecuencia de crisis económica y de los bajos salarios”.

La profesora Figuera, detalló que al Ministerio de Educación están adscritos 543.413 profesores. Sin embargo enfatizó que el año escolar 2018-2019 “finalizó con 30% más de déficit de profesores, en comparación con el año escolar anterior, el cual fue fue de 20%”.