“Si se hizo en una sede forense, o en otra, a la familia eso no le consta”, dijo la abogada de la familia

Una vez conocida la muerte del general en jefe Raúl Isaías Baduel, en El Helicoide -el pasado 12 de octubre-, comisiones del Servicio Bolivariano de Inteligencia, Ministerio Público, también del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses y de la policía científica, acudieron a la sede ubicada en Roca Tarpeya, San Agustín del Sur.

Autoridades del organismo policial, le permitieron a Josnars Baduel -hijo del general también detenido-, llamar a la familia para informar sobre el deceso -del que ya se habían enterado horas antes, a través de un tuit emitido por el Fiscal General de la República, Tarek William Saab, en su cuenta oficial.

La abogada especialista en derecho internacional penal y procesal, Yasnaia Villalobos Montiel, refirió que hasta ahora, la familia Baduel desconoce y duda “sí realmente se practicó o no el protocolo de autopsia al general. Si se hizo en una sede forense o en otra, a la familia eso no le consta, tal vez el informe fue tergiversado”, cuestionó la jurista este viernes, en rueda de prensa.

Mencionó que luego de 12 horas de espera en la sede del organismo forense de Bello Monte, a la familia Baduel solo se le entregó un acta de defunción “la cual alega que el general en jefe, Raúl Isaías Baduel, murió por Covid, además colocaron caso sospechoso”, explicó.

“No nos consta si se aplicaron los métodos para el protocolo de autopsia, mucho menos cualquiera de los procedimientos que se pudieron haber llevado a cabo, que fueron ilegales”.

“Si tardaron doce horas, en un presunto procedimiento de autopsia, no se hizo con la total seriedad y métodos técnicos, para que solo apunte Covid”, aseveró la abogada.

Y apuntó “tenemos la sospecha de que no fue Covid; tenemos afirmaciones llegadas de fuentes internas, de que al general Raúl Isaías Baduel se le practicaron dos pruebas de diagnóstico de hisopado y salieron negativas. Esto tiene que ser objeto de una investigación seria”.

Finalmente dijo: “sabemos que se trata de un caso difícil, complejo para manejar, pero las circunstancias que rodearon toda esta suerte de situaciones, no hace más que agregar polémica y adversidad, ante la creencia de que podamos tener una investigación imparcial”.

Acordó que la familia Baduel aguardará hasta el último momento para madurar la información, a la espera de que la comisión internacional proceda en las investigaciones, “pero que además deje a un lado la actuación de un organismo propio de investigación del Estado como el Ministerio Público, como ya su propio máximo jefe así se ha encargado de viciar”, manifestó la abogada.