El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, rechazó “de manera firme y categórica” las nuevas sanciones

Este lunes, David Smolansky, ex alcalde de El Hatillo, y dirigente opositor afirmó que “tendrá más jubilo cuando los sancionados están tras las rejas”, en alusión a las nuevas sanciones de la Unión Europea en contra de varios funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

“Yo estoy de júbilo porque se sancionó al jefe de un grupo de exterminio como las FAES, así como a quienes nos han robado la oportunidad de elegir libremente. Tendré más júbilo cuando los sancionados estén presos y haya empresarios diferentes a usted en Venezuela”, expresó Smolansky a través de sus redes sociales.

Por su partes, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, rechazó “de manera firme y categórica” las nuevas sanciones que la Unión Europea (UE) conformada por sus 27 países, aprobó y mediante las que añadió a 19 personas a su listado, entre ellos a seis magistrados de la alta corte, listado que ahora asciende a 55 sancionados.

A través de un comunicado de su despacho, Moreno consideró que la UE “se ha puesto al margen del Derecho Internacional, reconocido por las naciones civilizadas, al pretender dirigir y evaluar el desempeño de estos funcionarios y funcionarias del país”.

A su juicio, las sanciones buscan “vulnerar la soberanía” de Venezuela y de su pueblo.

Consideró que estas medidas “representan una abierta agresión contra la soberanía venezolana” y buscan “entorpecer la consolidación de la paz y el entendimiento entre los venezolanos”.

Además, indicó que hay una contradicción en “sancionar unilateralmente por la presunta violación de los derechos humanos, cuando dichas sanciones son en sí mismas una violación a los derechos humanos”.