Los dirigentes sindicales que propusieron a Juan Guaidó comenzar paros escalonados ratificaron su decisión de iniciar una agenda de protestas contra el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

La administración pública ya está parada en 80%, aseguró José Patines, secretario general del sindicato de trabajadores de la Cancillería.

Patines señaló que intentaron por todas las vías que el Ejecutivo los escuchara y atendiera sus reclamos, pero que todos los intentos fueron infructuosos. Indicó, además, que el país necesita el ingreso de ayuda humanitaria y un cambio de rumbo, y esperan que Guaidó pueda liderarlo.

La presidenta de Fapuv, Lourdes Ramírez, considera que los paros escalonados son una forma de aumentar la presión contra Maduro.