José Cabanerio no ha cesado en la búsqueda de su hijo

A un año y seis meses del homicidio del niño Joziel Isaías Cabanerio López , la justicia venezolana no ha correspondido en el caso.

No se ha fijado una sentencia definitiva contra Hartlin José Mora Bello (tío de la víctima) quien confesó en marzo del año pasado que abusó sexualmente del niño de tres años de edad, luego lanzó su cadáver al río Güaire.

Joziel Isaías Cabanerio López quedó al cuidado de su tío y abuela (madre de Mora Bello), en una residencia ubicada en Mamera I.

Yelitza López -madre del niño- , quien trabajaba en un preescolar ubicado en la ciudadela, en Catia, meses antes del hecho migró a Colombia, con la intención de optar por un mejor ingreso económico y enviarles dinero a sus hijos.

Yelitza López, madre del niño, regresó de Colombia una vez ocurrido el hecho

“Nunca me permitió que me quedara con los niños, aunque le insistí constantemente. Soy su padre, podía cuidarlos perfectamente. Pero ella prefirió dejarlo con el hermano y la abuela”, sostuvo José Cabanerio, quien no ha cesado en la búsqueda de su hijo, desde el momento en que se conocieron los hechos.

La madrugada del 1 de febrero , Hartlin José Mora Bello reportó ante la policía científica , que regresaba de una fiesta en un sector de Mamera I y tres hombres truncaron su paso. Tenía al niño Joziel en sus brazos.

Relató que los hombres lo obligaron a abordar un vehículo marca Toyota , modelo Yaris color rojo y unos metros más adelante, lo lanzaron del vehículo en marcha sin el niño, para el momento presuntamente raptado con la intención de cobrar dinero por su liberación.

Pero esto nunca sucedió, a pesar de que Mora Bello le indicó a los detectives que los hombres llamarían en un lapso de 24 a 48 horas.

Las versiones de Mora Bello presentaban incongruencias. La hermana y la madre también fueron llamadas a declarar.

Los pesquisas captaron las declaraciones de la hija de Mora Bello – para ese entonces era una adolescente- y notaron que las versiones no coincidían. Por lo que el hombre fue llamado de nuevo en el mes de marzo, y allí confesó que abusó sexualmente del niño, lo asfixió hasta causarle la muerte, luego lanzó el cadáver al río Güaire. El cuerpo nunca fue encontrado.

Ante la policía científica, el hombre dijo que su propia hija fue quien le dio la idea de desaparecer el cuerpo del niño. Así lo declaró para el momento, el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en rueda de prensa para los medios de comunicación.

Hartlin José Mora Bello (tío de la víctima)

Mora Bello fue detenido, y hasta ahora permanece en la Sub Delegación Oeste, ubicada en Propatria, al oeste de ciudad capital.

“La justicia no puede ser ciega ante este caso”

Desde el momento de la desaparición de Joziel, su padre no cesa en la búsqueda del cuerpo.

“Desde que se conoció la noticia, me puse en contacto con los muchachos que duermen a orillas del río, los que sacan objetos , de punta a punta. Todos me indicaron que si ese cuerpo fue lanzado -como este hombre dice- , ya hubiese salido a flote. Yo creo que ese señor miente, y mientras tanto, su sentencia está en duda, al menos eso me han dicho en los tribunales”, dijo.

Agregó que en diciembre del año pasado hubo un plan cayapa. Una modalidad que el gobierno – a través del ministerio de asuntos penitenciarios- establece dar liberaciones masivas, a personas que no han cumplido su sentencia, siempre y cuando haya mostrado buena conducta en el centro de reclusión-.

“Aunque ese hombre (Mora Bello) permanece en un calabozo policial, el Fiscal 79 nacional , que lleva el caso en su contra, me dijo que por no haber cuerpo, podría salir en libertad. La justicia no puede ser ciega en este caso”, aseveró José Cabanerio.

Y cuestionó “¿Cómo un hombre que confesó el crimen, puede salir en libertad porque el cuerpo de mi niño no ha sido encontrado?, si la policía halló en la casa de Mora Bello el interior de mi bebé , con muestras de semen, además de la confesión. Esto no es justicia, esto es dejar a un monstruo en las calles, un violador de niños que puede volver a cometer el mismo crimen, mil veces más”.

José Cabanerio todavía tiene esperanzas de encontrar el cuerpo de su niño. Pero también duda sobre los hechos. “Esto me pone a pensar que ese hombre no lo lanzó al Güaire como dice. Es necesario que se interrogue de nuevo y confiese ” dijo.

Actualmente , Mora Bello cuenta con la defensa de dos abogados privados.